Los tipos de entrevista más frecuentes

La entrevista de trabajo puede tener distintas modalidades. Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Entrevista de trabajo estructurada. Facilita la unificación de los criterios y la forma en la que se valora al candidato. Aunque ha sido muy utilizada, es menos frecuente porque el nivel de preparación de los candidatos es cada vez mayor, y porque no permite pararse y volver a preguntar al entrevistado.
  • Entrevista personal. Es la más común. En ella participan la persona que busca empleo y un representante de la empresa, generalmente un profesional del departamento de recursos humanos. Su objetivo principal es conocer cómo es el candidato, sus motivaciones y su experiencia previa.
  • Entrevista libre. No existe ningún tipo de guion de preguntas previo y suele dar la impresión de ser más informal, sin embargo, los profesionales están acostumbrados y tienen mucha experiencia con ella.
  • Entrevista telefónica. El reclutador planea una serie de preguntas para revelar si el candidato es la persona adecuada para el perfil que están buscando, siendo descartado si no lo fuera.
  • Entrevista de trabajo en grupo. En ella, el candidato se enfrenta a diferentes personas de diferentes secciones de la empresa para después tomar una decisión de forma grupal. Con ella se pretende medir la coherencia, el nivel de especialización y la capacidad de trabajo en grupo.

Ir a la noticia