Los beneficios de trabajar sin «calentar la silla»

Cuadrar el círculo de la vida laboral y familiar es una ardua tarea para millones de familias españolas. Especialmente para aquellas en que padre y madre trabajan fuera de casa y deben hacer encaje de bolillos con horarios partidos o, simplemente, interminables. Poco a poco, las empresas españolas comienzan a sensibilizarse con un problema que obliga a recurrir a los abuelos por las tardes, apuntar a un sinfín de extraescolares a los niños, o simplemente asumir que no hay lugar para el ocio de lunes a viernes. Pero la realidad es que todavía se cuentan con los dedos de las manos las compañías que ponen en marcha planes de conciliación de calado. Y aún son menos las que de verdad creen en los beneficios económicos que les pueden reportar.
Leer más…