Los trabajadores sénior tienen mayor capacidad de adaptación e iniciativa

Según un estudio de Randstad basado en los resultados de su test de competencias (ADN the competences tool), los profesionales sénior destacan por su gestión de competencias blandas (soft skills), especialmente la capacidad de adaptación a los cambios, la iniciativa proactiva, las habilidades negociadoras y, ya en menor medida, la gestión de personas.

Así, a la hora de configurar su plantilla, las empresas deberán tener en cuenta que la experiencia y las habilidades del talento sénior pueden marcar la diferencia, por lo que no deberían infravalorar a estos profesionales de antemano.

Ir a la noticia