La formación continua también es para los sénior

Los tiempos actuales exigen formación continua y reinvención constante, realidad que no es ajena a los trabajadores sénior. Adquirir nuevas habilidades y perfeccionar las ya adquiridas es algo ya obligatorio también para ellos. Para mantener la empleabilidad o buscar nuevos horizontes, existen varios caminos: los estudios de máster son quizá la opción más atractiva, aunque no hay que olvidar otras, como certificados de profesionalidad, cursos especializados en nuevas tecnologías, idiomas o marketing.

Esta experiencia de desarrollo profesional y personal está claramente en línea con las nuevas tendencias del mercado laboral. Así, en la UNED la media de edad del alunado es de 40 años, y en ISDI proponen un itinerario de negocio digital para estos trabajadores con una visión transversal del mundo de la empresa para ponerla en el contexto actual.

Ir a la noticia