La incorporación de la mujer en el mercado laboral

La incorporación de la mujer en el trabajo remunerado incide directamente en el índice de la natalidad, esto es debido a que las mujeres que trabajan tienen menos hijos. Así lo explica el estudio de “Natalidad en España” de TBS Educación Barcelona. España es uno de los países que mas baja tiene la tasa de natalidad respecto a Europa. Solo Italia supera esta tasa. Este dato resalta la relación de la maternidad con el empleo.

La mujer comienza a trabajar fuera de casa, con un empleo asalariado, es cierto que cada vez existen más mujeres que deciden buscar un trabajo, siendo este aumento paulatino Así lo demuestran los datos de la afiliación a la seguridad social.

  • En el 2008 el 41,7 %            de la población trabajadora son mujeres
  • En el 2019 el 46 %               de la población trabajadora son mujeres
  • En el 2022 el 47, 1 %           de la población trabajadora son mujeres

Hay variables que afectan de forma directa a la decisión que la mujer se incorpore al mercado laboral, algunos de estos factores son: la edad, la formación, situación familiar, social, económica, cultural, etc. Marcan diferencias sustanciales en el resultado de la tasa de mujeres trabajadoras.

El mercado laboral ha cambiado mucho, un ejemplo de ello es que la tasa más alta de empleabilidad hace 30 años era en mujeres con edades comprendidas entre 20 – 25 años. Ahora la mujer española ha retrasado su incorporación en el empleo, esto es debido la formación académica.

Ir a la noticia