Compartir es un buen negocio

http://economia.elpais.com – La filosofía del coworking o de los espacios compartidos de trabajo se ha convertido en el punto de partida para muchos profesionales en proceso de reciclaje y para emprendedores, que lo ven como una opción productiva y creativa, además de rentable y barata. Estas incubadoras de ideas, con gastos compartidos, son ese lugar de encuentro a mitad de camino entre trabajar en casa y la aventura de hacerlo en solitario en una oficina demasiado grande y demasiado cara para una inversión inicial. El alquiler, las facturas de luz, agua, teléfono e Internet y los servicios extras -talleres de formación, charlas sobre distintas disciplinas- se comparten al mismo nivel que se comparten las ideas, la experiencia profesional y los consejos.
Leer más