El cambio de imagen y el prestigio social consolidan la FP como opción formativa

La imagen social de las enseñanzas de Formación Profesional ha mejorado notablemente en España. Es una modalidad muy valorada por quienes la conocen y cada vez más demandada por los empresarios, con una tasa de inserción más alta que la de otras enseñanzas. Todo ello ha contribuido al progresivo y constante aumento del número de matriculados desde el comienzo de la crisis en el año 2008. Según datos oficiales del Ministerio de Educación, se ha pasado de casi 463.000 alumnos en el curso 2007-2008 a más de 793.000 en el 2014-2015.
Leer más…