Los robots podrían reducir la brecha de género

Según un estudio realizado por el McKinsey Global Institute, los robots y la progresiva automatización del empleo podrían jugar un importante papel en favor de la igualdad laboral. En un primer momento, la destrucción de puestos de trabajo provocada por estas causas será más intensa en los sectores tradicionalmente más masculinizados, como en la electricidad, infraestructuras u obras. Por tanto, los hombres perderán más empleo que las mujeres.

Además, esta nueva realidad exigirá la creación de multitud de puestos de trabajo de perfil tecnológico. Y la tecnología, al ser el campo de mayor proyección en estos momentos, debería elaborar mecanismos que aseguren la igualdad, no sólo por razón de sexo sino también por motivos raciales o étnicos, pues desde sus parámetros se pueden elaborar los recursos necesarios para evitar cualquier tipo de discriminación.

Ir a la noticia