¿Y si en la próxima entrevista te preguntan sobre qué has hecho durante la cuarentena?

Tras la crisis del coronavirus nada volverá a ser como antes, nos dicen. Y las competencias requeridas, en un nuevo escenario de incertidumbre, cambiarán: si bien se mantendrá la parte técnica como conocimientos, formación, idiomas o experiencia se valorarán especialmente las soft skills socialmente responsables, como gestión de crisis, manejo de situaciones novedosas en momentos de incertidumbre, liderazgo para la gestión de equipos en remoto, resolución de conflictos, etcétera.

Así, aquellos que hayan estado trabajando o aprovechando el aprendizaje desde su casa, y demostrado su resiliencia para adaptarse a este difícil momento, saldrán reforzados de la crisis. Reclutadores y cazatalentos saben bien que los momentos de mayor dificultad o complejidad son los que mejor sacan a relucir la esencia de las personas, y por eso, para un potencial candidato, el haber sido capaz de aprovechar el confinamiento puede convertirse en su mejor activo para un proceso de selección.

Ir a la noticia