La inclusión y la diversidad en el trabajo

La adaptabilidad y la flexibilidad en el trabajo son aspectos fundamentales, para que exista un buen un clima en la compañía, es importante tener una actitud abierta para aceptar lo diferente. El tener una plantilla con personal con diferente cultura, nivel social, edad y género. Enriquece, la creatividad, los valores, generando un caldo de cultivo para la tolerancia. Atraer y valorar el talento, con independencia de donde venga, sin discriminar por ser diferente. Para generar el ambiente idóneo, la empresa debe tener un claro un compromiso social, limar los prejuicios.

La empresa Clece ha creado un modelo social que ayuda a la inclusión y da cabida aquellas personas que tienen más difícil la inserción laboral, tener el compromiso social de generar empleo como objetivo prioritario.

Ir a la noticia