¿Seguiremos teletrabajando cuando acabe la pandemia?

Cuando acabe la pandemia, el trabajo no volverá a ser igual. Tras la implantación generalizada del teletrabajo, no se volverá a la presencialidad completa. Eso sí, tampoco se quiere un trabajo 100% en remoto. La realidad actual es que se ha adoptado esta modalidad por necesidad y se está desempeñando por obligación. Por una parte, muchos empleados dicen desear la vuelta a la oficina por la monotonía de trabajar siempre desde su casa, además de estar sometidos a una conexión constante; por otra, las empresas más tradicionales atribuyen sus dificultades actuales al hecho de estar teletrabajando.

Los expertos creen que la vuelta a la normalidad, aumentará la flexibilidad. El teletrabajo ofrece ventajas, como un ahorro de costes para la empresa, una reducción de la huella ambiental, y una mejora de la conciliación para los trabajadores. Actualmente, muchas empresas están estudiando la manera de implementar un modelo híbrido, con un equilibrio entre el trabajo en remoto y el presencial, que permita aprovechar las ventajas de ambas modalidades.

Ir a la noticia